bootstrap table

Chesterfield un clásico del diseño a tu alcance

Su historia cuenta que el Conde de Chesterfield tenía fijación con la postura, ya que se preocupaba mucho por las apariencias y por eso lo mando a diseñar para que el sofá exigiese a quien se sentara en él, que permaneciera con la espalda bien recta. Creía que los sillones habituales no permitían mantener una postura distinguida desmereciendo la vestimenta o el uniforme. No es el sofña más cómodo pero sin dudas es de los mas bellos.

Altura 110cm

Anchos a media

De 170cm en adelante
Rinconera de 192x257 en adelante

Fondo 95cm